Lucía

     SOL                   DO              SOL
  Lucía de joven tenía, tenía una vida corriente
      DO               SOL               LAm    RE
  y ahora la ves escondida debajo de un puente.
      SOL                       DO                    SOL
  El mismo que cruza Lucía, la niña del barrio de enfrente
       DO                SOL                LAm    RE
  que sólo le pide a la vida un poquito de suerte.


      DO                RE            SOL                MIm
  La suerte que tuvo Lucía no se parecía a ninguna otra suerte,
     SOL            RE               DO     SOL
  Lucía muere cada día, al pasar la gente.


  Que sola la vieja vivía, sabiéndose tan diferente
  de aquella pequeña chiquilla de paso impaciente
  que todas las tardes veía volver a una casa decente,
  le espera una cena sencilla y un baño caliente.


  El agua que baña a Lucía es el agua fría que tiene la fuente.
  Acaso esta noche se bañe en algún aguardiente.


  Lucía de joven tenía, tenía una vida corriente.
  ¿Quién sabe porqué en su agonía se aferra al presente?
  Sentada entre cajas vacías, la pena se arruga en la frente,
  los labios murmuran poesías de forma incoherente.


  Han ido pasado los días, la pobre Lucía ha perdido su mente
  y sueña con la fantasía del que vive ausente.

  Y mientras que al nacer el día la niña Lucía es la bella durmiente,
  la bruja es la vieja que vive debajo del puente.

  Y mientras que al nacer el día la niña Lucía es la bella durmiente,
  la bruja es la vieja que vive debajo del puente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s