¿Sin noticias de Dios?

Artículo tomado de Diario de un cura, de Rafael Javier Pérez.

Cada vez confirmo más la necesidad de que los cristianos tenemos que hablar abiertamente de Dios. Digamos que los que hemos sido bautizados y estamos convencidos de la belleza del Evangelio es importante que lo comuniquemos a los demás. ¿Saben lo que me pasó anoche?

El que les habla se le ocurrió despedirse diciendo “Hasta mañana si Dios quiere”, y ¿saben lo que me respondieron? que si Dios quería sí, y si no también. Me llamó la atención la respuesta, así que he vuelto a hacer la prueba en otra despedida y me han contestado más o menos lo mismo. De entrada la expresión de la cara cambió.

Me llama la atención cómo de nuestro vocabulario la palabra Dios está desapareciendo, pero más me llama la atención la respuesta que en determinadas personas generan expresiones que cuentan con referencias religiosas.

¿Recuerdan el buenas noches nos dé Dios, el que Dios te bendiga, o el que Dios te guarde, o el hasta mañana si Dios quiere? Es curioso como aparte de ser cada vez menos usual en el vocabulario también, lo más curioso, es que provoca respuestas.

Si quieren que sea sincero, me alegra, porque la gente ante este tipo de expresiones no se queda indiferente. Me contaba el domingo una chica que desde que se ha puesto una cruz de madera sus amigos están continuamente haciendo referencia a “la nueva adquisición”.

Porqué no llama la atención un rosario colgado o un piercing con una cruz o un tatuaje con símbolos religiosos y sí llama la atención una sencilla cruz de madera o una simple frase que contiene la palabra Dios.

Pienso que es cuestión de que esta cruz sencilla de madera o esas expresiones que contienen la palabra Dios son manifestaciones que contienen su punto de autenticidad.

Es muy curioso como cada día estamos más necesitados de expresiones que manifiesten quiénes somos más allá de la Semana Santa o el Rocío. Prueben a levantarse todos los días santiguándose, haciéndose la señal de la cruz, símbolo del cristiano. Aunque su marido o esposa el primer día le pregunten si les pica algo.

Prueben a poner algún elemento religioso en la casa, por ejemplo la Palabra de Dios abierta en un sitio diferente, rescátenla del montón del libros que igual pueblan las estanterías. Prueben a bendecir la mesa. Prueben a despedirse con un “hasta mañana si Dios quiere”.

Igual suscitan algún tipo de respuesta en la gente que observe esos comportamientos o signos. Y es una ocasión para decirles que para ustedes es importante empezar el día en el nombre de Dios, que la Palabra de Dios es la declaración de amor por excelencia, que les resulta de justicia dar las gracias a Dios por la comida que reciben todos los días o que sin lugar a dudas siempre estamos en manos de Dios.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Sin noticias de Dios?

  1. Leonor

    Aquí en Grecia, todavía son muchos los jóvenes que se santiguan al pasar por delante de una iglesia, los taxistas que cuelgan cruces del espejo retrovisor, y se celebra más la fiesta onomástica que el cumpleaños.

    Sé de sobra que los signos externos vacíos de contenido no sirven de nada, pero creo que nosotros nos hemos pasado al otro extremo y no valoramos la importancia cultural de los símbolos en su justa medida…

    Un cordial saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s